Cómo iluminar un salón

El salón es el sitio de la casa más importante para la mayoría de las personas. Se utiliza constantemente a diario: para mirar la televisión, trabajar, descansar, estudiar o incluso para comer. Entonces, si el salón es el entorno más utilizado para relacionarse dentro de la casa y hacer la gran mayoría de las actividades, necesita una iluminación acorde a cada una de ellas. Es muy importante que el diseño y la disposición de las luces sea cómodo, flexible y que pueda regularse dependiendo de la situación o la actividad a realizar.

Iluminación para ver la televisión

La televisión es generalmente el centro de atención de cualquier salón de una casa familiar. Para que esta esté bien iluminada es recomendable compensar la intensidad que suele tener la pantalla con una lámpara de luz suave ubicada cerca, por detrás o en algún lateral del televisor. De ese modo, se reducirá la presión en los ojos que provoca el cambio de intensidad y esto permitirá tener mayor comodidad visual y, a u vez, creará un ambiente de concentración en la pantalla.

Iluminación para lectura y relajación

La clave para lograr una buena iluminación en el salón a la hora de tener un momento de relajación o crear un ambiente distendido son las lámparas de luz difusora o de luz directa.  Éstas crean un espacio de mucha tranquilidad porque proporcionan un haz de luz concentrado en un área determinada con la posibilidad de regular la altura y brindar iluminación específica cuando se requiere concentración. Dependiendo de la hora, es recomendable adaptar este tipo de iluminación para contrastarla con la luz solar que entra por la ventana, sobre todo en las horas de mucho sol.

Entradas relacionadas

En este artículo exploraremos la importancia de las reformas en casas de lujo para aumentar su valor, así como ideas creativas para renovar tu hogar y hacerlo más atractivo….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *