arrow Blog

Planificación y distribución del dormitorio

El dormitorio es una de las habitaciones de la casa en el que prima la comodidad y el bienestar. Por ese mismo motivo, diseñar un espacio agradable que invite a disfrutar de la estancia es fundamental.

A pesar de que suele ser una zona en la que no se cuenta con un exceso de mobiliario y en la que las opciones son “limitadas”, existen diferentes fórmulas para conseguir que sea el lugar perfecto para cualquier persona.

 

Una correcta planificación

La planificación y el diseño del dormitorio no deberían variar mucho de cualquier otro espacio del hogar. Para evitar errores y fallos es importante empezar haciendo un planning del espacio disponible y de las ideas decorativas que se tengan en mente.

Hay que prestar atención a las esquinas, las ventanas, los armarios empotrados - si los hubiese -, las tomas de luz, el balcón, la terraza y las puertas. Una vez que se hayan contemplado todos los datos importantes, es el momento de escoger el estilo decorativo que más nos atrae, el mobiliario que mejor pega y la ubicación idónea.

 

Los muebles esenciales

A pesar de que cada uno tiene sus prioridades a la hora de organizar el dormitorio, la cama – como es lógico – sigue siendo el actor principal de esta obra. Alrededor de la misma se situarán el resto de los muebles que también cobran un papel relevante en todo el conjunto.

Uno de los puntos más importantes de todo el proceso es el de decidir el estilo de los mismos para que la decoración de la habitación sea unánime. En este punto es realmente importante mantener una linealidad respecto al resto de muebles, colores, estilos y formas.

Hay que volver al planning y decidir dónde situar estos muebles. En el caso de los armarios hay varas posibilidades dado que, desde hace un tiempo, existen armarios empotrados, exteriores o nuevos formatos como los burros, aunque esto son apuestas más arriesgadas.

Coherencia y linealidad son los elementos clave para lograr un buen resultado.

 

Una habitación más práctica

Lo que para muchos, décadas atrás, fue una habitación normal y corriente, hoy se ha convertido en uno de los espacios más importantes y mejor cuidados de la casa. Hay quienes siguen conectados al trabajo en casa y escogen la habitación para continuar con su rutina u otros que deciden ver la televisión desde la misma cama por una cuestión de comodidad.

Si tú también apuestas por una habitación más práctica, no dejes de incluir esta idea. Sea como sea, nuestra recomendación es que diseñes un espacio acorde a tus necesidades, sin demasiado mobiliario y dejando espacio para tu movimiento. Un área que te permita estar cómodo, relajado y centrado en tu día a día.