arrow Blog

Decorar el salón con detalles medievales

Para los amantes del arte, la historia, las leyendas y la fantasía, decorar el salón con pequeños detalles al más puro estilo medieval es un sueño que puede hacerse realidad. Este estilo combina a la perfección la piedra, la madera y el hierro forjado con luces a la vela o antorchas. Esta combinación provoca una sensación de austeridad y rusticidad que transporta a cualquier persona a la Edad Media.

Muebles de estilo medieval para decorar

En la Edad Media, los muebles solían ser grandes, macizos y pesados. En caso de disponer de un espacio pequeño, se recomienda buscar versiones del mobiliario adaptables al espacio con el que se cuenta. En los salones grandes, la aplicación de este tipo de muebles es perfecta porque encaja con el estilo.

Las mesas deben ser de madera y preferentemente con un estilo rústico, que provoca la sensación de haber sido teletransportado hacia otra época. Por su parte, las sillas más apropiadas son las de madera grandes y macizas. Estas cumplen la función de trono como en la época. Si el comedor está en el salón, las sillas de madera con o sin ornamentos son perfectas para la ocasión.

En cuanto a las estanterías, las de pie pueden ser utilizadas para exhibir objetos o figuras que hagan referencia a este período histórico: libros, esculturas, armaduras… además pueden crear una perfecta atmósfera de tiempo y espacio.

Iluminación al estilo medieval

En lo que a iluminación artificial se refiere, lo más apropiado para decorar esta tipología de viviendas son las lámparas sencillas de luz cálida y tenue. Estas crearán un clima típico de la época en combinación con velas y antorchas. Se trata de dar con un ambiente similar al del período histórico en cuestión, aunque no se debe olvidar la luz natural, que, en caso de contar con ella, hay que aprovecharla al máximo.