arrow Blog

Pavimentos para el baño, soluciones con estilo

Afrontar unas obras, una remodelación o decorar un baño es mucho más complejo y laborioso de lo que puede parecer en un primer instante. Suelos, mobiliario, tuberías, espejos… Cada pequeño detalle tiene que analizarse exhaustivamente y con precisión, valorando los pros y los contras que conlleva, con la finalidad de conseguir un resultado exitoso.

A continuación hacemos un repaso a los pavimentos más solicitados y con más demanda del mercado actual. Diferentes opciones que se pueden adaptar a estilos muy dispares.

 

Micro cemento, serio y formal

El micro cemento es una de las opciones más vistas en las reformas de la temporada 2017 – 2018. Se trata de un suelo que presenta una gran cantidad de ventajas, desde su aspecto elegante y sutil hasta su fácil mantenimiento y su alta funcionalidad.

 

Madera y laminados, parecido pero no idéntico

Pese a que la madera y los laminados presentan una estética muy similar, la diferencia entre ambos recae en la instalación.

Por una parte, el laminado son capas de madera flexible que pueden instalarse fácilmente y que otorgan al hogar un toque de calor y cercanía. Por otra parte, la madera aporta un toque señorial con aires de sofisticación. No obstante, debido a las características intrínsecas del baño, este material no es una de las opciones más adecuadas dado que el mantenimiento es mucho más complicado en un ambiente que tiende a ser mucho más húmedo que el resto de la vivienda.

 

Baldosas hidráulicas, un clásico de toda la vida

Tal vez esta sea la opción más recurrente y más vista. Y no solo en inmuebles particulares sino también en bares, restaurantes, hoteles y un largo etcétera.

Se trata de un material resistente, fácil de limpiar y que presenta la posibilidad de resaltar el estilo del baño gracias a su decoración geométrica.

 

Piedra natural, la opción más neutra

Para ir un paso más allá en la reforma del inmueble, la piedra natural – en cualquiera de sus vertientes y colores – es perfecta para el baño. En tonos oscuros dará al baño un toque de distinción y facilitará la limpieza del mismo. En tonos claro dará luminosidad y claridad al ambiente.