arrow Blog

Ópera contra la pobreza infantil

La Catedral de la Plaza Bonanova de Barcelona acogió un recital de ópera benéfico en favor de la Fundación Mary’s Meals. Desde Living, con mucho gusto, nos ofrecimos a patrocinar este evento, que fue posible también gracias a la colaboración del Concurso Internacional de Canto Jaume Aragall.

Los asistentes pudieron gozar de la magnífica interpretación de Marianna Prizzon, una soprano que ya ha pasado por reputados escenarios de ciudades como Nueva York o Munich y que ha crecido junto a artistas del tamaño de Luciano Pavarotti, Leone Magiera o Renatta Scotto. Prizzon compartió escenario y aplausos con la mezzosoprano Guisela Zannerini Neri, el tenor uruguayo Sebastián Ferrada y el talentoso barítono Daniel Ihn-Kyu Lee.

Durante el recital se interpretó, para deleite del público, una interesante variedad de piezas de algunos de los grandes compositores de la historia. En la catedral sonaron, por ejemplo, “Laudamus te” (“Gloria” RV589) de Antonio Vivaldi, el “Ave Maria” de Giuseppe Verdi, “When I am laid in earth” (Lamento di Dido de la Ópera “Dido and Aeneas”) de Henry Purcell o “Aprile”, de Francesco Paolo Tosti.

 

Mary’s Meals, un plato en la mesa para cada niño

El dinero recaudado con el recital fue destinado a Mary’s Meals, una organización internacional que centra sus esfuerzos en la alimentación de niños y niñas en situación de pobreza crónica en todo el mundo.

A día de hoy, la fundación proporciona una comida de calidad cada día de escuela a más de un millón de niños y niñas. Las comidas se sirven en las mismas escuelas, preparadas por madres voluntarias en la cocina que Mary’s Meals construye en cada centro.

Además de garantizar el sustento de los pequeños, con esta acción se consigue aumentar el número de alumnos en las escuelas, mejorar el rendimiento académico y reducir el absentismo escolar y las enfermedades.

 

Toda ayuda suma

Si quieres colaborar con Mary’s Meals, puedes hacerlo tanto con donativos como haciéndote voluntario o voluntaria a través de su página web. Para asegurar la transparencia de la organización, los colaboradores pueden hacer un seguimiento de su aportación a los colegios a través de fotografías y comentarios, además de poder visitar las escuelas en persona. 

Para nosotros, es siempre un honor participar activamente en causas solidarias que ayuden a que el mundo sea un lugar mejor para todos, en este caso, colaborando con una fundación que no solo alimenta a niños y niñas, sino que les acerca nuevas oportunidades de futuro.