arrow Blog

La estética neoyorquina cautiva los hogares modernos

Aterrizando en la gran manzana del siglo XXI retomamos el hogar al mismísimo estilo neoyorquino. Máxima representación de la diversidad de culturas y modas que pueden convivir en una misma ciudad, como es Nueva York. Una tendencia imponente a ojos de todos y con mucha presencia en la gran pantalla llegando al mundo entero con su modernidad y elegancia.

El estilo fabril inspirado en los oficios tradicionales e industriales ha colisionado con el interiorismo neoyorquino, mostrándose con sus grandes y antiguas estructuras. Daremos la bienvenida a los espacios abiertos con techos altos, interiores luminosos y el blanco como tono principal para procrear nuestro hogar platónico.

 

Revivir la pared

Un elemento muy importante para darle a tu casa un acabado muy neoyorquino son las paredes de ladrillos. Este material se debe combinar sobre todo con paredes blancas, grises o tonos amaderados con tierra. Asimismo, contaremos con grandes ventanales minimalistas que iluminarán nuestro hogar de forma natural evitando sobrecargar nuestra vivienda con luces artificiales. Las mejores opciones son ventanas lisas o a cuadros para no dejar de acercarte al corazón de Brooklyn.

El arte define en gran parte la ciudad que nunca duerme. Pintores, publicistas, escultores, actores y cantantes han contribuido en la definición de la idea que tenemos sobre el estilo neoyorquino. Esta disciplina de la que hablamos se manifiesta con elementos como podría ser un gran ventilador al estilo retro, cornamentas, complementos metalizados y llegando hasta algún instrumento musical como podría ser un saxofón.

Y como último, pero no menos importante, los cuadros. Las pinturas son una clara manifestación de nuestros pensamientos y de lo que queremos transmitir, por eso necesitamos darle un carácter personalizado a nuestro hogar para completarlo al más puro estilo neoyorquino.

 

Decoración New York Style para tu mobiliario

Todo este arte del que hemos hablado se plasma con un aire más sinuoso en el mobiliario de la casa. Céntrate en piezas minimalistas y modernas que evoquen un estilo retro-moderno y combinalas con alguna pieza de colores fuertes para darle hincapié con contrastes elegantes.

Una de las técnicas para crear una mayor impresión de techos altos se utiliza con los muebles. Busca piezas bajas que estén a ras del suelo y crearás un efecto donde acabarás ganando altura en las paredes. Por mucho que pueda parecer un espacio con muchos contrastes es primordial el orden y la limpieza para conseguir el aspecto al que aspiramos.