arrow Blog

Japandi, el minimalismo elegante y funcional

El japandi es un estilo que fusiona lo mejor de la decoración minimalista japonesa y lo más relevante de la decoración nórdica para dar paso a un estilo hibrido excepcional. En este contexto, la paz, la armonía y la elegancia de la decoración zen se mezclan con la calidez y la modernidad de la decoración escandinava.

A pesar de que provienen de partes muy distintas, ambas comparten la importancia de crear espacios funcionales y minimalistas. Sin embargo, son sus diferencias y las combinaciones entre los dos estilos, las que pueden lograr una decoración especialmente interesante. A continuación, mencionaremos algunas claves para lograr un interior de estilo japandi

 

Minimalista y funcional

Acercando el estilo hygge - tan característico de la cultura escandinava - al minimalismo japonés, se consigue compensar la comodidad y el placer de los primeros, a la sencillez de los segundos.

El resultado son zonas aparentemente sencillas, abiertas y llenas de funcionalidad. Todo aquel que quiera seguir con esta línea estética es preferible que se despoje de elementos y adornos que no sean prácticos ni aporten comodidad. Las plantas o los objetos de cerámica son una buena opción.

Cabe destacar que los japoneses aman la estética de los objetos envejecidos - pero debidamente cuidados - y los acabados rústicos. Por ello, en algunos muebles prevalecerá la belleza de lo imperfecto, lo inacabado y lo artesanal.

 

La paleta de colores

El japandi combina principalmente colores apagados y tonos naturales. Es decir, es un mix entre los tonos fríos y brillantes de los hogares escandinavos – donde el blanco es el protagonista por excelencia – y los tonos cálidos de las viviendas japonesas.

Así pues, mediante esta combinación de estilos, los colores pastel se calientan con detalles terrosos y elementos de madera, dando lugar a una armonía única.