arrow Blog

El camino al cubismo

El diseño moderno se ha convertido en una de las tendencias más deseadas para los hogares con interiores exclusivos. Con el paso del tiempo se busca encontrar piezas y decorados atípicos que nos transmitan un aire personal y revolucionario. Espacios blancos, limpios y con acabados rectos se unen con el cubismo, la tendencia del arte moderno que surgió a principios del siglo XX, encabezada por Pablo Picasso.

El cubismo moderno combina tonos suaves contrastados con negros, violetas, verdes y naranjas, donde en muchas ocasiones se busca procrear un juego visual con formas y colores.

 

Simplicidad para tu mente

El cubismo busca magnificarse y mostrarse ensalzado dentro de los límites de la simpleza y finura que transmiten las formas geométricas. Este deseo de reafirmar el cubismo como arte se ve reflejado en los materiales, instalaciones y adornos decorativos.

Líneas rectas, círculos y cuadros en busca de una simetría y equilibrio que representan la pureza de este estilo.

 

Materiales

Materiales como el cuero, el vidrio, el hierro y la madera son frecuentes en el mobiliario de una casa cubista. El cuero frecuenta, sobretodo, en los sofás más modernos del momento junto con el vidrio para lámparas de alto standing. Además, encontramos comedores con muebles de madera con un estilo minimalista.

Uno de los muebles con mayor representación del cubismo es el diván, parecido a un sofá, pero con carácter decorativo.