arrow Blog

El auge del estilo Zen

La tendencia Zen inspirada al estilo oriental se basa en un ambiente armónico y se asocia a conceptos como tranquilidad, orden, paz y simplicidad. Este concepto se traduce como “meditación” y es originado por la escuela del budismo, donde se justifica la decoración con figuras de buda, piedras y plantas. La tendencia Zen no solo se basa en lugares tranquilos y simples, sino también se centra en un estilo de vida.

 

Estilismo

Los hogares al estilo zen tienen mucha conexión con la naturaleza y muestran gran compromiso con está utilizando colores tierra combinados con blancos, beige, grises y algún rosado. El suelo de madera o gris cemento son opciones aseguradas para lucir tu casa al puro estilo zen, y sobretodo no te olvides de utilizar muebles simples, con líneas bien acabadas. La simetría y la limpieza son pilares muy importantes para respirar serenidad y conseguir la relajación completa de tu propia mente.

La decoración en exceso no es una opción para conseguir esa harmonía a la que se quiere llegar, por eso se reducen al mínimo los objetos decorativos que puedan dispersarnos la mente.

 

Tocando al suelo

El mobiliario es una reflexión del estilo personal de cada uno, escogiendo camas tatami o futones como manifestación de la expresión zen. El descanso personal es un concepto esencial en la filosofía budista relejado en habitaciones simples, ordenadas y con elementos muy minimalistas.

 

Respirando la calma

Los muebles hechos de elementos naturales como el bambú y la madera ocupan el número uno de prioridades del hogar. Plantas como bonsáis, jarrones, cerámica, fuentes y elementos con ratán, mimbre y bambú renacen para conseguir un diseño limpio y libre de estrés. El olor a natura nos ayuda a trasladar nuestro cuerpo en un ambiente de relajación recurriendo a aceites, fragancias naturales e inciensos suaves.