arrow Blog

Decoración detrás del espejo

Actualmente el sector del diseño de interiores está repleto de creadores y artistas que expresan su propio estilo.

En la decoración no todo es blanco o negro, sino que podemos ver una misma línea conceptual con toques contrastados de distintos estilos. A continuación analizaremos aquellos hogares en los que predominan los tonos neutros con líneas simples y austeras y que, a su vez, están decorados con abundante vegetación.

 

Luz y vegetación, el dúo perfecto

A veces percibimos nuestro hogar como un lugar sin fuerza y con una clara de carencia de vivacidad, por esta razón nos hemos inclinado por un escenario donde la naturaleza toma un gran papel. La luz natural es un elemento primordial para crear un ambiente botánico.

Muchas veces optamos por un entorno natural, pero con mucho estilo y elegancia. Los jardines verticales se han convertido el must para cubrir alguna de las paredes más poderosas iluminando nuestro comedor, escritorio y hasta la terraza. Con algunas plantas como la aspidistra, el cactus, el ficus y la sansevieria conseguiremos un estilo eco sofisticado.

Para los amantes de las flores, quienes creen en su capacidad para relajar la mente, la cocina es el lugar idóneo para exhibirlas. La cimbidea, la orquídea, la violeta africana y la flor del cerezo representan el summum para una cocina impecable.

El cactus king size es una fantástica opción para darle un toque más fresco y dinámico a nuestro hogar, contando además con naturaleza seca como troncos refinados sujetos por una base de vidrio.

 

El estilo Ibicenco

En las últimas década Ibiza se ha convertido en el destino de moda de todas las influencers y famosos del momento.

Espacios amplios y blancos. La decoración ibicenca es sutil pero imponente a la vista. Hay una tendencia hacia la búsqueda de elementos recubiertos de tonos dorados que contrastan con los tonos blancos de la vivienda. Todo ello se completa con grandes velas decorativa y elementos amaderados como tarros ovalados.