arrow Blog

Colores de moda para la fachada

Al entrar a vivir en un nuevo inmueble de lujo, los elementos decorativos que se incluyen en el mismo, pasan a tener un papel protagonista dado que, gracias a estos, la vivienda va cogiendo fuerza y personalidad, pudiendo transmitir sensaciones únicas. El estilo, las tonalidades, la disposición en el espacio y la combinación con los demás objetos presentes en el ambiente son algunos de los factores más relevantes que permiten conseguir una residencia única y exclusiva.

No obstante, pese a la creciente importancia de la decoración de interiores, no hay que descuidar que la estética exterior también es fundamental. Así pues, el color y los materiales de la fachada o los objetos decorativos del jardín o el porche son muy importantes para lograr un resultado excelente.

 

Propuestas para la fachada

Si bien es verdad que existen multitud de tonalidades y combinaciones, enumeramos algunas de las más versátiles y que causan tendencia año tras año:

  • Amarillos y naranjas: se puede optar por una tonalidad vibrante y llamativa – especialmente recomendada para segundas residencias en zonas con climas cálidos – o bien por una tonalidad más suave y delicada que se adaptará más fácilmente al entorno, sin resultar excesivamente atrevida. Ambas combinan a la perfección con mobiliario y detalles en color tierra.

 

  • Azul: es muy común que las casas ubicadas en zonas costeras o pueblos pesqueros cuenten con detalles de color azul intenso, al más puro estilo mediterráneo. No obstante, también hay la posibilidad de optar por un tono más relajado como el azul cielo o el turquesa, que aportarán calma y serenidad. El dúo azul y blanco forman uno de los mejores tándems.

 

  • Blanco: se trata de un color excepcional en aquellos casos en los que se desea lograr una vivienda que destaque por su carácter delicado, tranquilo y puro. Combina con todo tipo de materiales: desde el metal para crear un aspecto moderno y futurista hasta los revestimientos de piedra, para conseguir un aire más rústico.

 

  • Madera: las casas de madera o madera combinada con piedra son ideales para casas de campo con estilo rústico. Crean una atmósfera plácida y muy agradable.