arrow Blog

Alquilar un piso ¿amueblado o no?

A la hora de alquilar un piso de alto standing, una de las dudas más frecuentes que se plantean la mayor parte de los compradores, está relacionada con el equipamiento de la vivienda en cuestión. Dicho en otras palabras, si está amueblada o no.

No obstante, no existe a ciencia cierta una teoría que indique si es mejor una opción u otra. Todo depende del cliente, sus necesidades y una serie de variables tangibles e intangibles como son el presupuesto con el que cuenta o el tiempo que tenga pensado instalarse en el domicilio, entre otras.

Por tanto, cada caso tiene que tratarse de manera individual y personalizada, dado que los factores que influyen al interesado son distintos.

 

Viviendas amuebladas, cómodas y prácticas

Entrar a vivir en un piso totalmente amueblado tiene una serie de ventajas relacionadas con el ahorro de tiempo y dinero dado que, si se opta por esta opción, no es necesario invertir largas jornadas en la compra de los muebles, el montaje, la decoración, etc. Además, se evita un gasto extraordinario que, en ocasiones, es innecesario.

- Totalmente equipado: alquilar una vivienda con muebles y aparatos eléctricos incluidos supone un ahorro económico considerable dado que permite abstenerse de gastos como la compra de sofás, camas, televisores, mesas, sillas y un largo etcétera.

- Estancia temporal: en aquellos casos de incerteza acerca de la duración de la estancia o bien que se sabe de antemano que será durante un breve período de tiempo, es mejor optar por esta opción.

 

Viviendas sin amueblar, hogares personalizados

Los compradores que se decantan por los pisos vacíos, suelen compartir una serie de características que los diferencian notablemente del grupo descrito previamente.

- Mudanza: si se realiza una mudanza de un piso a otro y se da la casualidad que en el primero ya se compraron todos los muebles, la clave está en buscar otro piso – sin amueblar – de las mismas dimensiones, o superiores, para que quepa todo.

- Crear un hogar: un piso sin amueblar puede decorarse en función de los gustos del nuevo inquilino, añadiéndole un estilo personal. Además, otorga la posibilidad de renovar los muebles las veces que haga falta.